Montehermoso Natural

Montehermoso Natural

lunes, 29 de enero de 2018

Las Cuevas de las Potras en Montehermoso. Patrimonio arqueológico, geomorfológico, formas de erosión, valores naturales y culturales y riesgos ambientales asociados a estos sistemas graníticos

Final de las acumulaciones de bloques graníticos en las Cuevas de Las Potras


Introducción

Llevo más de 16 años trabajando incansablemente de manera voluntaria y totalmente desinteresada para promocionar Montehermoso y promover actividades de conocimiento del entorno y de todos sus valores naturales y culturales, todo ello encaminado a favorecer la participación de la sociedad en la conservación de nuestros espacios naturales.

También para fomentar el desarrollo de actividades respetuosas con el medio natural a través del estudio de la biodiversidad y el patrimonio cultural, para informar y sensibilizar a la población a través de divulgación y la educación ambiental.

He conseguido que los espacios naturales que tenemos en Montehermoso se conozcan en todo el mundo. Mi trabajo principal se ha centrado en la dehesa boyal de Montehermoso, actualmente incluida dentro de las Áreas Protegidas de Extremadura como Parque Periurbano y con otra importante figura como es la de Área Importante para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA) cuyo inventario se está utilizando como base para la designación de las ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) en España.

En lo referente al tema que nos ocupa, hay que indicar que Las Potras, sus cuevas graníticas, el corredor fluvial de la Rivera del Bronco y el río Alagón también son espacios naturales protegidos incluidos dentro de la Red Natura 2000 con la figura de LIC (Lugares de Importancia Comunitaria), designado como “Ríos Alagón y Jerte” (ES4320071). Además, estos parajes también forman parte del territorio de las zonas de Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA) que hay catalogadas en Montehermoso.

En este artículo hablaré sobre los riesgos ambientales del entorno, sus formaciones y cavidades graníticas, y sobre los valores naturales y patrimoniales asociados a Las Cuevas de las Potras.

En él trataré de informar de la importancia y conservación de este espacio para velar por la integridad del patrimonio natural y cultural y para respetar y hacer un buen uso de las fincas y propiedades privadas colindantes.

Entre las jornadas de Educación Ambiental y conocimiento de nuestros espacios naturales que llevaré a cabo este año, hablare del patrimonio natural y cultural que atesoran Las Cuevas de Las Potras y su entorno.


Antes de iniciar este artículo tenemos que saber que el tipo de rocas que tenemos en el entorno cercano son rocas plutónicas, y que antes de seguir debemos aprender sobre su formación.

Las rocas plutónicas o rocas intrusivas, se forman tras un proceso de enfriamiento lento del magma en el interior de la tierra a miles de kilómetros de profundidad y a temperaturas muy elevadas. Los granitos son las rocas plutónicas más comunes, están compuestos por una mezcla de minerales de cuarzo, feldespatos y micas. Se trata por tanto de rocas formadas en el interior de la corteza pero que no salen al exterior de forma líquida como es el caso de las rocas volcánicas.

Lo contrario son las rocas volcánicas o extrusivas, ya que este tipo de rocas se forman en la superficie de la corteza terrestre por la solidificación del magma que emerge del interior de la tierra. 

Sistemas graníticos en el entorno de la Rivera del Bronco. Enero de 2002


Sobre el topónimo de Las Potras

            Por lo que he podido investigar, hay varios lugares donde nos encontramos el topónimo de Las Potras, entre ellos nos encontramos algunos ejemplos en Asturias, Cangas de Onís, Galicia, País Vasco, Muergas y Obecuri en el Condado de Treviño (Burgos), Guadalajara, Palencia, Segovia, La Rioja, Murcia, Jerez de La Frontera…y algunos puntos más de España que tengo anotados en varios documentos.

Potras o Dehesa de Las Potras, esta zona se encuentra próxima a la aldea de Albadalejo y al arroyo del Salado de Cuenca afluente de la margen derecha del Guadalete en Jerez de La Frontera. Este topónimo si hace referencia a una dehesa que desde hace muchísimo tiempo se dedica a la cría de potras y yeguas.

Las Potras, enclave situado en Las Ruedas de Ocón o Las Ruedas es una localidad del municipio de Ocón. El municipio de Ocón está formado por las localidades de: Aldealobos, Los Molinos de Ocón, La Villa Ocón, Oteruelo, Pipaona, Las Ruedas de Ocón y Santa Lucía.

El Potral en el Concejo de Cangas de Onís. Y muy cerca de Montehermoso tenemos el topónimo de Las Potras en Villasbuenas de Gata, en el Embalse de la Rivera de Gata.

En varios documentos consultados sobre los topónimos gallegos nos encontramos abundantemente con que Las Potras o Las Poldras en Galicia, eran unas piedras o Pasaderas que servían para cruzar un arroyo o cauce fluvial cualquiera. También la palabra Potras podía utilizarse para denominar a una viga o tronco de madera que servía para cruzar un arroyo.

Por lo que he podido deducir, básicamente el topónimo Potras, hace alusión a unas piedras que de forma natural sirven para cruzar un cauce de agua, como ocurre en el paraje de Las Potras en Montehermoso y Aceituna.

Acumulación de bloques graníticos en el canal de la Rivera del Bronco en Las Cuevas de Las Potras

Localización geográfica de Las Cuevas Graníticas de Las Potras

Las cuevas graníticas de Las Potras se localizan en el cauce de la Rivera del Bronco, en el término de Montehermoso. Siguiendo aguas arriba, a la derecha colindan con el paraje de El Rincón. En la margen izquierda, con los parajes de Fuente Vieja y La Zarza, todos ellos también incluidos en el término de Montehermoso. El espacio natural donde se localizan las cuevas de Las Potras, constituye uno de los espacios con mayor valor ecológico por sus interesantes valores naturales. Esto unido al patrimonio geológico y arqueológico, lo hacen digno de conservar para garantizar su conservación.

Es en esta parte del Talweg de la Rivera del Bronco, donde podemos observar más acumulaciones de bloques de granito (en unos 350 metros aproximadamente) que llegan a tapar por completo el curso del agua.

En la ladera NE predomina una zona de Umbría cubierta completamente por matorrales y berrocales graníticos que está delimitada por el Canchal del Búho aguas arriba y por el Mirador de Las Potras aguas abajo.

La entrada a la cueva por el sumidero principal de la cara norte, se encuentra a 175 metros aproximadamente del término de Aceituna. Es en este punto donde desaparece el agua entre inmensos bloques graníticos y empieza a circular por el canal subterráneo que se ha creado en esta parte de la Rivera del Bronco.

No obstante, como ya he explicado en varias ocasiones, en dirección norte a Valtravieso, aguas arriba de la Rivera del Bronco (en los límites de Aceituna y Montehermoso), también se encuentran otras formas de erosión o acumulaciones de bloques, que aunque no tan grandes, también tienen su importancia geológica. Aquí básicamente predominan las marmitas, pilas o pilancones fluviales (pozas, pilones o tinajas) asociadas al canal de la Rivera del Bronco.

Descendiendo la vertiente desde el final de las cuevas graníticas de Las Potras y avanzando aguas abajo hasta el Río Alagón, nos encontramos con otras formaciones de gran importancia geológica, pequeños acantilados por encima del cauce y marmitas o pilas y pilancones fluviales que se han formado a causa de la erosión producida por las aguas torrenciales de la Rivera del Bronco.
  
Vertiente este de Las Potras en el Canchal del Búho

El Paisaje

El paraje natural de Las Potras y los hábitats colindantes con la Rivera de Bronco forman un elemento paisajístico de gran importancia y valor ecológico, condicionando el devenir histórico y determinando la vida y el paisaje que domina el medio.

El contorno del corredor fluvial de la Rivera del Bronco, lo marcan las formas graníticas que dominan el entorno, siendo parte del conjunto histórico y del patrimonio natural extremeño.

La configuración del paisaje granítico se ha debido a factores geográficos, bióticos, geológicos y antrópicos, creando a lo largo de la historia un patrimonio de gran importancia geológica.

Los suelos son pobres en nutrientes y se destinan principalmente a usos ganaderos. la orografía del terreno, unida a al abandono de los sistemas agrícolas tradicionales y del pastoreo tradicional (ganado caprino y merino) por las explotaciones de ganado vacuno, ha favorecido que empiecen a proliferar los matorrales y la vegetación sea más densa, formando enormes manchas vegetales que en ocasiones es imposible traspasar.

El efecto de este abandono ha cambiado el ecosistema en los últimos 50 años. Por lo que he podido averiguar, antiguamente todo el corredor fluvial y las zonas aledañas a Las Potras, La Jabalina, La Moheda, Fuente Vieja, La Zarza, El Rincón, Navalaguija, Valtravieso, estaban más limpias de matorral en la antigüedad, el pastoreo tradicional impedía el crecimiento de las formaciones arbustivas, pero a causa de su desaparición han colonizado los prados contiguos y las laderas y pendientes de La Rivera del Bronco como parte del proceso de sucesión ecológica secundaria. Este cambio de aprovechamiento ganadero y del pastoreo tradicional ha trasformado por completo el paisaje.

El relieve modelado por los enclaves graníticos y el cauce de la Rivera del Bronco, hace que estas formaciones se conviertan en elementos singulares del paisaje, unida a una vegetación riparía asociada y a las grandes extensiones de Zarzas (Rubus ulmifolius), acompañadas de Majuelos (Crataegus monogyna), Piruétanos (Pyrus bourgaeana) o Rosal silvestre (Rosa canina).

Marmitas Coalescentes y bloques suspendidos


Geomorfología y formas de erosión

La geomorfología es la ciencia que estudia las formas de la superficie terrestre y los procesos que las generan. La geomorfología está relacionada con la geografía física, la geografía humana y con la geografía matemática.

El patrimonio geomorfológico de este espacio y la combinación de los valores naturales y culturales que lo conforman, configuran el sistema de las cuevas graníticas de Las Potras en Montehermoso, formando parte del paraje natural de Las Potras y del corredor fluvial y el cauce asociado a la Rivera del Bronco.

El Espacio Natural de Las Potras aparece articulado en torno al cauce de la Rivera del Bronco, afluente tributario del Río Alagón. El entorno geográfico que abarca todo este conjunto de sistemas graníticos constituye uno de los espacios ecológicos más interesantes y dignos de conservar en Montehermoso y Aceituna, poblaciones colindantes del Valle del Alagón.

La configuración del afloramiento de los sistemas graníticos en esta zona, aparece más inclinada y con mayor pendiente en este paraje de la Rivera del Bronco, donde el cauce aparece cubierto por completo por grandes acumulaciones de bloques que han terminado por formar un importante sistema de cuevas y galerías subterráneas que generan su propio microclima. Los granitos estudiados son bastantes ácidos y con una gran proporción de moscovita.

Los derrumbes se han producido por deslizamientos de grandes bloques de piedra desde el Canchal de Búho hasta el Mirador de Las Potras y han formado galerías encima del canal de la Rivera del Bronco, por acumulación de bolos graníticos que han dado forma al contorno de las cuevas. Este tipo de formaciones se encuadran dentro del tipo de Cuevas Estructurales.

Como ya he comentado en anteriores artículos, dentro de las cuevas graníticas de Las Potras y a lo largo del cauce de la Rivera del Bronco aparecen interesantes formaciones que en la geomorfología granítica se denominan Marmitas de Gigante (Pilas o Pilancones fluviales).

La formación de las Marmitas, Pilas o Pilancones se ha originado por la abrasión del desgaste mecánico producido por el choque y rozamiento de fragmentos de roca que son transportados por la corriente sobre el lecho del cauce fluvial. Se trata de oquedades en forma cilíndrica que son excavadas en el lecho rocoso por las corrientes rápidas que se forman en época de abundantes lluvias y en las que el caudal es muy fuerte. La erosión producida por piedras o pequeños cantos rodados a causa del movimiento del agua, acaba moldeando las cavidades graníticas. El nombre con el que se conoce popularmente a estas formaciones en Montehermoso es el de Pozas o Tinajas de Las Potras.

En el fondo podemos encontrar piedras esféricas o guijarros, que con la acción del agua van rotando con fuerza y esculpiendo lentamente los bloques de granito, dando lugar a una variada colección de formas graníticas, desde acanaladuras, canales, cascadas, cavidades y marmitas de gigante.

En el descenso por el sumidero principal aparecen las primeras marmitas turbillonares que en Montehermoso son conocidas popularmente como pozas o tinajas y que forman parte del canal subterráneo de paredes pulidas por la acción del agua y grandes acumulaciones de bloques graníticos que forman parte del techo de la cueva.

Encajonamiento del paraje de Las Potras en el corredor fluvial de la Rivera del Bronco

            Los bloques caen cuando existe un hueco que les permite moverse, lo que significa que la formación del canal en el fondo del valle es más antigua que la cueva. El canal fue excavado por las aguas torrenciales de la Rivera del Bronco para después acabar enterrado por el derrumbe, colapso o deslizamiento de bloques graníticos situados en las laderas del valle. Y obviamente ahora que el río circula confinado, y el canal evoluciona de una forma completamente diferente a la que tendría si hubiera permanecido como canal abierto.

Crónica de una visita a Las Potras de Montehermoso Marcos Vaqueiro Rodríguez, artículo en: http://montehermosonatural.blogspot.com.es/

La morfología del terreno hace que el agua al entrar al sumidero en época de fuertes avenidas, sea todo un espectáculo de la naturaleza. En algunas ocasiones cuando se han producido episodios de lluvias intensas, el cauce ha llegado a subir por encima de los bloques superficiales que forman la parte exterior de las cuevas.

El agua es el elemento más importante en el proceso de la erosión y en el transporte y depósito de sedimentos en estas formaciones y cavidades graníticas.

Durante el verano, el curso fluvial se mantiene seco, salvo algunos charcos importantes que mantienen el agua y sirven de bebedero principal para muchas de las especies que allí habitan.

Dentro del canal subterráneo de las cuevas también queda agua estancada, así como en las marmitas coalescentes y turbillonares que aparecen a lo largo del recorrido. A medida que avanzamos nos encontramos grandes bloques y cantos rodados que van rellenando y erosionando estacionalmente el canal y las galerías durante las sucesivas épocas lluviosas.

Es importante destacar la presencia de espeleotemas y bioespeleotemas de ópalo-A que se han localizado en cuevas y galerías subterráneas y en abrigos y oquedades en las pendientes del curso de la Rivera del Bronco y en el canal de las Cuevas de Las Potras. También se han localizado depósitos de espeleotemas de Pigotita. Los espeleotemas son formaciones y depósitos minerales secundarios que se forman en las cuevas con la presencia de agua y humedad en el ambiente. 

La importancia de estos depósitos de espeleotemas y biominerales radica en la valiosa información que contienen, ya que nos ofrecen datos del clima y de la vegetación existente hace miles de años. Por eso es muy importante su preservación para que no sean destruidos, alertando de que la realización continua de actividades de turismo de aventura, o un comportamiento inadecuado e irresponsable en estas cavidades y sistemas graníticos, acabaría por completo con estos depósitos.

Y puesto que son biominerales, y esto es lo importante, en su interior se preserva toda una cadena trófica que empieza en la escala nanométrica y termina en la escala milimétrica. Forman unas páginas muy especiales dentro del libro de estas cuevas: Conservan en su interior ADN fósil de pólenes, amebas, algas, bacterias, ácaros, y un largo etc., aunque a veces para saber a que organismos pertenecen no hay otro medio de estudio que secuenciar el ADN de los microorganismos que forman estos depósitos. La antigüedad de estos depósitos queda probada porque a veces corresponden a organismos actualmente extinguidos en la zona. En Galicia, en entornos similares, hemos encontrado polen de vegetación extinta con edades de hasta 4000 años antes del presente (¡y en algunas cuarcitas de Venezuela, incluso de hasta 150.000 años desde el presente!). De ahí la importancia de estos depósitos, que no pueden existir ni conservarse si no es en las propias cuevas.

Murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum) en las galerías subterráneas


Valores naturales (flora y fauna)

Flora

La vegetación potencial de la zona está en estado semisalvaje como consecuencia de la característica del relieve, el sustrato geológico y su composición, que condicionan la biodiversidad del entorno. Esta singularidad origina que la flora y la fauna se adapte a este ecosistema en unas condiciones muy difíciles en las que se origina una gran competencia entre las especies. El matorral acaba formando extensas coberturas vegetales que se encuentran por toda la vertiente de la Rivera del Bronco.

Las condiciones ambientales y el sustrato geológico, hacen que el árbol dominante en este espacio sea el Almez (Celtis australis). Una especie que aprovecha cualquier hueco o grieta en los bloques graníticos para poder crecer sin problema. Otras especies que encontramos en el entorno son: la encina, cornicabra, fresno, aliso, acebuche, pino silvestre, enebro, tejo, aladierno, madroño, zarza, majuelo, piruétanos y rosal silvestre.

Fauna

            Asociadas a las cuevas nos encontramos importantes colonias de murciélagos. Se han localizado principalmente las especies de Murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum) en las galerías subterráneas, y de Murciélago de cueva (Miniopterus schreibersii) en los abrigos contiguos que existen en la vertiente.

            También se han localizado otras especies a lo largo del corredor fluvial de la Rivera del Bronco en cuevas, explotaciones ganaderas, antiguas construcciones, casetas abandonadas, abrigos naturales, arboles…

Especies de murciélagos observadas en el entorno de Las Potras:

Murciélago común o murciélago enano (Pipistrellus pipistrellus), Murciélago mediano de herradura (Rhinolophus mehelyi), Murciélago pequeño de herrádura (Rhinolophus hipposideros).

Hay que destacar la presencia del cangrejo de río autóctono, mejillón de rio, sapo de espuelas, sapo común, rana patilarga, salamandra, culebra bastarda, culebra viperina, lagarto ocelado, conejo, liebre, el zorro, jabalí, nutria, gato montés, conejo, cigüeña blanca, cigüeña negra, búho real, alimoche, águila perdicera, águila culebrera, buitre leonado, buitre negro, halcón peregrino, elanio azul, roquero solitario, escorpión de agua, notonecta, escorpión de agua, zapatero, alacrán cebollero...

Y uno de los insectos que pueblan en abundancia las cuevas son las arañas pastor o murgaño (Opiliones), donde se encuentran fácilmente agrupados miles de ejemplares constituyendo impresionantes colonias que encuentran las condiciones óptimas en estas formaciones para su supervivencia.

No es mi intención describir toda la flora y fauna que he observado en los últimos años, creo que será conveniente escribir otro artículo sobre ello, por eso solo expongo algunas especies.


 Valores culturales (históricos y arqueológicos)

El paraje tiene un patrimonio de gran valor geológico, paisajístico y cultural que merece la pena conservar y bien puede ser considerado Punto de Interés Geológico o Lugar de Interés Científico al tratarse de una formación singular dentro de la Comarca del Valle del Alagón.

Hablaba en un artículo anterior, que el entorno natural de Las Potras, junto al resto de parajes que componen las formaciones graníticas existentes en Montehermoso, tienen una gran importancia geológica y cuentan con numerosos restos arqueológicos, además de albergar varios ejemplos de antiguas construcciones que datan de varios siglos atrás y que son un legado de la arquitectura rural tradicional.

Muchos de los restos arqueológicos y antiguas edificaciones se han conservado debido a la orografía del terreno, y otros se han reaprovechado en diferentes construcciones tradicionales.

Existen varios testimonios también del aprovechamiento agrícola y ganadero a través de las enormes piedras graníticas trabajadas con enorme paciencia por los pastores, picándolas durante mucho tiempo para moldearlas y construir pilas para dar de comer y abrevar el ganado.

Las primeras ocupaciones humanas en la prehistoria podrían haber ocupado los abrigos rocosos y refugios naturales existentes en el entorno de Las Potras y haberlos utilizado como refugio en épocas lluviosas y las cuevas subterráneas en verano para evitar las altas temperaturas, aprovechando el microclima existente en ellas.

Uno de mis principales objetivos desde hace años para salvaguardar los valores culturales del entorno de las cuevas graníticas de Las Potras, es impulsar el estudio y conocimiento del patrimonio geomorfológico, los yacimientos arqueológicos, paleontológicos y los elementos de interés etnográfico.

La presencia en la zona de multitud de vestigios arqueológicos y varios elementos de interés etnográfico, nos muestran la ocupación durante diferentes etapas históricas. Útiles líticos, molinos de mano, vasos cerámicos, y varias herramientas y utensilios para cazar que nos dan testimonio de la riqueza arqueológica del lugar.

Galerías subterráneas en el canal de las Cuevas de Las Potras


Espacio Natural protegido

Aunque ya lo mencioné anteriormente en la introducción, vuelvo a recordar que Montehermoso está incluido en la Red Natura 2000 con la figura de LIC (Lugares de Importancia Comunitaria), designado como “Ríos Alagón y Jerte” (ES4320071). Comprende todo el término colindante al río Alagón, la Rivera del Bronco y en su emplazamiento, el paraje de Las Potras.

Los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) son lugares que albergan tipos de hábitat naturales o especies de especial valor a escala de la Unión Europea. Estos espacios son designados en virtud de la Directiva Hábitats. Los LIC pasan a denominarse Zonas de Especial Conservación (ZEC) una vez que son declarados oficialmente por los Estados Miembros de la Unión Europea.

El paraje de Las Potras y la Rivera del Bronco también forman parte de la IBA 303 (Área de Importancia para las Aves) Embalse del Gabriel y Galán (Cáceres) que tiene 55.000 hectáreas y se ajusta a criterios: B1i, C2.

Esta zona abarca en su nueva actualización realizada en verano de 2011, los términos de Montehermoso (Paraje de Las Potras en la Rivera del Bronco), Aceituna (Dehesa Boyal), Ahigal, Santibañez el Bajo, Palomero, Marchagaz, Mohedas de Granadilla, Rivera Oveja, La Pesga, Zarza de Granadilla, Oliva de Plasencia, Plasencia, Carcaboso y Valdeobispo.

Pilancones superficiales


Medidas de conservación

En sintonía con la línea de actuación sobre uso público, educación e información ambiental en el logro de los objetivos de conservación de la Red Natura 2000, es muy importante acercar estos lugares a la sociedad a través de la información, sensibilización, educación y divulgación ambiental y cultural, en especial a la población local y a aquellos sectores directamente implicados en la conservación, buscando además su implicación en la conservación de los valores de estos espacios naturales. Para ello, vengo colaborando principalmente en actividades de carácter científico y en el estudio, la información, concienciación, y la educación y divulgación ambiental.

Es necesario tener en cuenta la atracción que puede suponer este tipo de cuevas para las actividades de aventura, algo que hay que evitar para no dañar los restos arqueológicos y paleontológicos que suelen encontrarse en la mayoría de las grutas y galerías estudiadas en otras cuevas similares en el noroeste de la Península Ibérica. Y por supuesto los biominerales y la flora y la fauna asociada a su entorno. Por lo tanto, hay que intentar minimizar en lo posible los impactos ambientales y garantizar la conservación de estos ecosistemas y el patrimonio arqueológico.

En algunos documentos aparecen las Cuevas de Las Potras como áreas de interés aptas para actividades de espeleología y aventura, y creo prudente, que antes de llevar a cabo este tipo de actividades, se debe tener en cuenta lo expuesto anteriormente y propiciar investigaciones y estudios para sacar a la luz todo el patrimonio existente.

Por eso es necesario promover el conocimiento y la preservación de estos espacios, para concienciarnos y fomentar la aplicación de buenas prácticas ambientales en la realización de actividades de turismo de naturaleza, especialmente en relación con la conservación de la biodiversidad, para evitar una explotación irresponsable que acabe con los recursos naturales.

Hay que entender que, aunque a mucha gente le atraiga la idea de visitar este tipo de cuevas y galerías subterráneas, hay que valorar y comprender la importancia y vulnerabilidad que en este tipo de formaciones y parajes implica el acceso al público de forma descontrolada.

Hemos escuchado hablar en varias ocasiones durante los últimos años de la construcción de un camino que llevará directamente hasta las Cuevas de Las Potras. Mi respuesta y consejo siempre fue el mismo. Una cosa es arreglar los caminos de los propietarios de las fincas colindantes para que puedan acceder a sus fincas y explotaciones ganaderos, y otra cosa es abrir un camino al público.

Este proyecto lo considero totalmente incompatible con la conservación de este medio natural y seguramente contaría con el rechazo de la administración, al tratarse de un espacio natural protegido incluido en la Red Natura 2000. Pero no solo argumentaba sobre la desaparición de los valores naturales y culturales del entorno, avisaba muy seriamente del peligro que conlleva el facilitar el acceso a este tipo de cuevas y galerías subterráneas al público en general. Esto podía constituir un riesgo en primer lugar para las personas, y podía ocasionar la degradación y pérdida de biodiversidad del ecosistema y su patrimonio arqueológico.

Con respecto a las actividades de investigación que se han llevado a cabo se han centrado a la exploración, toma de datos y coordenadas, no teniendo ningún tipo de impacto, ni de afección al entorno.

Se ha evitado las molestias a las especies especialmente en los periodos más sensibles o críticos de su ciclo vital, y en cualquier caso en el área crítica de cada una de ellas, así como las actuaciones que alteren las características estructurales y físico-químicas de las cavidades graníticas, teniendo el máximo respeto y cuidado para no alterar las colonias de murciélagos y comprometer su conservación.

Se intenta poner en valor el patrimonio natural y las formaciones geológicas del entorno y dar a conocer a nivel mundial la importancia del paraje de Las Potras y sus cuevas graníticas para su inclusión en el Catálogo Mundial de Cuevas en Granito.

Se cuida que el desarrollo de actividades sea compatible con la conservación de los valores naturales y culturales. La información y divulgación busca promover actitudes de concienciación y sensibilización a través del conocimiento de nuestros recursos.

Y por último, recordar que gracias a todo el trabajo de investigación desarrollado se ha conseguido que las cuevas graníticas de Las Potras estén incluidas entre los sistemas graníticos más importantes a nivel mundial.

Paso entre galerías por el canal de la Rivera del Bronco


Riesgos y peligros naturales asociados al entorno

Antes de entrar de lleno en este tema, tenemos que recordar que los accesos hasta las cuevas graníticas de Las Potras se hacen a través de fincas privadas y por eso hago esta serie de recomendaciones:

Acceso:
- Recuerda que hay que pasar por fincas privadas.
- Recomendable, pedir permiso a sus dueños.
- Cerrar todas las puertas y cancelas que abramos.
- No molestar al ganado.
- No tirar basuras.


Riesgos y peligros

Por las características del entorno en estos paisajes graníticos, este tipo de cuevas se hallan normalmente en lugares abruptos, escarpados y con una cobertura vegetal muy densa que impide en muchas ocasiones el paso. El llegar hasta ellas supone en si un desafío importante porque el acceso es muy difícil y complicado. La entrada y salida por los sumideros es muy peligrosa y conlleva muchos riesgos. En ocasiones para pasar entre las galerías se necesita bucear completamente a oscuras con el consiguiente peligro. Las personas que tengan claustrofobia deben evitar este tipo de actividad en la manera de lo posible.

Los rescates en este tipo de cuevas son muy complicados, y constituyen uno de los eventos de mayor impacto contra el medio subterráneo. El acceso al medio subterráneo requiere entrenamiento, formación y preparación.

Hay muchos riesgos y peligros asociados a este tipo de cavidades graníticas. El peligro y riesgo de sufrir caídas o resbalones en los bloques superiores, galerías o marmitas. La probabilidad de avenidas e inundaciones en el interior de las cuevas, que se produzcan desprendimientos o desplomes del techo o paredes de la cueva (derrumbes de rocas o bloques graníticos). El riesgo de exposición a contaminantes biológicos y químicos. La posibilidad de contagiarse con histoplasmosis o rabia, exposiciones a radiaciones naturales (radón). Y el riesgo de sufrir hipotermia por el frío o un desmayo por falta de oxígeno.


Riesgo de caídas y resbalones

Atención especial cuando las formaciones graníticas superiores están húmedas o mojadas, el liquen o musgo que las recubre puede hacer que tengamos una caída o resbalemos y hay zonas muy peligrosas que nos pueden producir un serio accidente.

Cuando nos encontremos en las rocas y comience a llover, hay que tener muchísimo cuidado, ya que aunque veamos el liquen seco y parduzco, en cuestión de segundos se pondrá verde y las rocas se volverán muy resbaladizas, pudiendo tener un serio percance. Es preferible ir completamente agachados.

Evitar saltar y andar sin control por las zonas próximas a los sumideros y por los bloques abiertos que comunican con las galerías.

Riesgo de avenidas e inundaciones

Hay un importante riesgo de avenidas e inundaciones en épocas de fuertes lluvias, que suponen un serio peligro por la violencia con la que el agua circula por las galerías, cavidades y bloques exteriores. Es necesario evitar en todo lo posible cualquier tipo de actividad en esas fechas, ya que las aguas se vuelven peligrosas en esta zona de la Rivera del Bronco. Hay que tener en cuenta además los continuos cambios en las cuevas producidos por causas de crecidas, erosiones, derrumbes o desprendimientos.

Riesgo de derrumbes y desprendimientos

La posibilidad de derrumbamiento de rocas y bloques colgados es muy frecuente, por lo que hay que tomar las precauciones necesarias en este tipo de cavidades.

Hay un importante riesgo geológico debido al uso indebido o la masificación en este tipo de cuevas que puede dar lugar a desprendimientos del techo o las paredes de estas cavidades.

Riesgo de exposición a contaminantes biológicos

Entre los riesgos más importantes que debemos considerar en las cavidades donde hay abundante presencia de murciélagos está el contagio con Histoplasmosis, esto algo que todos debemos conocer para evitar una posible infección. La histoplasmosis es producida por el hongo Histoplasma capsulatum, que es un hongo patógeno dimorfo que puede causar histoplasmosis pulmonar y que aparece con frecuencia en el guano producido por los murciélagos y por los excrementos de varias especies de aves como gansos, pavos, pollos y otras aves migratorias.

Las condiciones de humedad en el interior de las cuevas y galerías hacen de ellas el hábitat ideal de varias especies de quirópteros que utilizan estas estancias como zona de cría y reproducción de numerosos ejemplares que forman colonias abundantes. Esto unido a las temperaturas adecuadas, constituyen el nicho ecológico ideal para la reproducción de los micelios del hongo que generan la infección del Histoplasma.

En las Cuevas de Las Potras se han localizado importantes depósitos de guano, los mayores descubiertos hasta la fecha en este tipo de sistemas graníticos en la península, con lo cual peligro para la salud y el riesgo de contagio es considerable. Especialmente peligroso puede llegar a ser en época estival, ya que al ser las temperaturas más altas puede extenderse con más facilidad por el aire y el polvo.

Riesgo de exposición a contaminantes químicos

            En este tipo de cavidades subterráneas tienen lugar procesos que liberan contaminantes al entorno, ello unido a la abundante presencia de guano, puede provocar la formación de amoniaco, metano, monóxido de carbono, sulfuro de hidrógeno, y dióxido de carbono,

Riesgo de exposición a radiaciones naturales

La composición de las formaciones geológicas del entorno donde el granito es la roca dominante, también supone un riesgo añadido a causa de un gas inerte y radiactivo de origen natural, el radón, cuyo impacto radiológico es el más importante dentro de las fuentes de radiación natural.

El granito produce el radón, que es un gas radiactivo de origen natural que tiene su origen en la desintegración del uranio en radio.

La geología del terreno hace que el radón tienda a concentrarse principalmente en interiores de abrigos, cuevas y galerías subterráneas. Este gas que se inhala con facilidad al respirar, es una de las causas más importantes de cáncer de pulmón.


Condiciones de Seguridad y equipamiento: 

Hay que tener una formación adecuada y guardar pautas de seguridad en este tipo de cavidades y formaciones graníticas. Las posibilidades de sufrir accidentes, caídas, golpes o resbalones que nos pueden producir graves lesiones, pueden ser debidas a la falta de concienciación de los peligros que este tipo de actividad sugiere, y por el desconocimiento de la necesidad de llevar el equipo adecuado y las técnicas a emplear.

La visita a las cuevas de las Potras, es más adecuada a un tipo de ruta espeleológica (ruta especializada), por lo que no es apta para todo el mundo y puede resultar extremadamente peligrosa, especialmente si se practica el buceo en este tipo de cuevas. Pero hay que indicar que debemos respetar antes de nada los valores naturales y culturales del entorno y no llevar a cabo ninguna actividad sin antes analizar y tener conocimiento del daño que podemos ocasionar al ecosistema de la cueva y al patrimonio existente.

Recomendable: casco, linterna, cuerdas, arnés, walkie talkies, guantes, para bajar a las cuevas traje de neopreno, calzado adecuado, botiquín, (no hay cobertura de móviles). Y por supuesto entender que el microclima presente en estas cuevas puede dar lugar a que suframos hipotermia, hay que llevar la ropa apropiada. Pero antes de nada, lo primero que hay que tener es tener una formación adecuada y ser consciente del peligro que entraña este tipo de actividad.

No aventurarse nunca a bajar solo o cruzarlas sin nadie que nos acompañe. Un inoportuno resbalón o un desprendimiento puede hacer que corramos un serio peligro.

Preparación física:

La condición y preparación física es muy importante a la hora de iniciar este tipo de actividad. Si no estás en buenas condiciones físicas, mejor que no lo intentes.

Salud:

Antes de realizar una actividad de este tipo, debes valorar tus problemas de salud y las fobias que padeces. Es necesario que el resto de acompañantes conozcan si sufres algún tipo de enfermedad o patología para poder actuar en caso de emergencia. A continuación, enumero algunas de las que considero importantes: aracnofobia, asma, claustrofobia, enfermedades del corazón, epilepsia, hipertensión, hipoglucemia, hipotensión, lesiones musculares, quiroptofobia, etc.

Atención en época de primavera a las personas alérgicas al polen. La exuberante vegetación puede acarrear problemas respiratorios. 

Entre otros peligros también hay que destacar la posibilidad de sufrir hipotermia por el frío y las bajas temperaturas de las cuevas. Otro aspecto importante es el peligro de sufrir un desmayo por falta de oxígeno debido a la calidad del aire en este tipo de cavidades, por la falta de circulación o ventilación y la alteración de sus propiedades físicas y químicas.

Plan de emergencia

Hay que contar siempre con un plan de emergencia para prevenir cualquier incidente o circunstancia.

Recomendable: contar con un Plan de Emergencia.

Dejar dicho de antemano la zona por la que vamos a ir, para poder acometer una posible situación de rescate.

Recomendable: dejar copia en mapa del itinerario a otras personas.

Zona poco accesible para rescate inmediato.

Posibilidad de quedar atrapados en el interior de las cuevas.

Consultar en todo momento con personas que conozcan el entorno y las situaciones de peligro que nos podemos encontrar.

Ir siempre acompañados por guías expertos o gente conocedora de la zona.

No juguemos a ser aventureros.

Cualquiera podemos sufrir un percance.

La seguridad y la prudencia está por encima de todo.


Una vez que conocemos y analizamos los riesgos para nuestra salud, es responsabilidad de cada uno el intentar una aventura sin saber las consecuencias que ello acarrea.

Para terminar este tema, insisto en advertir que las actividades relacionadas con el deporte de aventura, no se deben llevar a cabo hasta que se estudie en mayor profundidad y se valoren los riesgos y se analice el daño que pueden sufrir los valores culturales y naturales de estas cuevas, para no destruir el patrimonio existente y que no desaparezca la biodiversidad asociada a este ecosistema. Antes de nada, se debe dar prioridad a las actividades y proyectos relacionados con la divulgación científica y ambiental.

Grandes amigos gallegos y extremeños que compartieron un día inolvidable conmigo en Las Potras. En primera fila, Begoña Barrero Ben, Rosa María Suarez Pérez, Reinaldo Costas Vázquez y Cesar Clemente Clemente. Detrás el Gran maestro y referente de la geología Juan Ramón Vidal Romaní, catedrático de Geodinámica Externa en la Universidade de A Coruña y director del Instituto Universitario de Xeoloxía Isidro Parga Pondal que ha obtenido el reconocimiento nacional e internacional a toda su trayectoria profesional. Y cerrando el grupo Marcos Vaqueiro Rodríguez, investigador asociado al Instituto Universitario "Isidro Parga Pondal", Universidad de A Coruña, presidente del Club Espeleolóxico A Trapa y miembro del comité científico de pseudokarst de la UIS (International Union of Speleology) y autor de la Tesis Doctoral CAVIDADES NATURALES EN ROCAS MAGMÁTICAS. LAS CUEVAS EN ROCAS PLUTÓNICAS y de numerosas publicaciones especializadas


Divulgación ambiental, investigación y puesta en valor de los recursos naturales

La puesta en valor del paraje de Las Potras y de las cuevas graníticas existentes en su entorno, implica primero una labor muy importante destinada a promover la investigación para un mejor conocimiento científico de su patrimonio y de los recursos naturales y culturales del área.

Es muy importante conocer la biodiversidad de este espacio, para así identificar y evaluar las medidas adecuadas para conservar en las mejores condiciones los recursos biológicos que nos encontramos en este ecosistema.

Hay que conservar la flora y fauna autóctonas, en especial las que están amenazadas, las endémicas y las representativas de este tipo de paisaje granítico y sus cuevas subterráneas.

Es importante conservar el patrimonio histórico, arqueológico, y los elementos que nos encontramos dedicados a la arquitectura tradicional del entorno, promoviendo su investigación, divulgación científica y fomentando el desarrollo de actividades ligadas a la educación y a la interpretación ambiental.

También es muy importante que las instituciones y la administración pública sean capaces de tomar las decisiones apropiadas respecto al buen uso y gestión de estos espacios, para mantener los procesos ecológicos esenciales y llevar a cabo una planificación adecuada para reducir significativamente los daños que producen determinadas actividades que pueden dar lugar a la destrucción ambiental con la consiguiente pérdida de biodiversidad y a la desaparición del patrimonio cultural.

Una vez expuesto todo esto y conociendo todo lo que conlleva la divulgación de los valores del patrimonio natural y cultural del paraje que hemos tratado en este artículo, creo conveniente indicar que solo trato de promover una conciencia social que favorezca la puesta en valor del espacio, compatibilizándola con su conservación y por supuesto, conocer nuestros recursos en mayor profundidad. Además de advertir de los riesgos y peligros naturales existentes y la responsabilidad social con la destrucción del patrimonio.

Mi objetivo se centra principalmente en la colaboración en el estudio de las cuevas, sistemas graníticos, su morfología y en la divulgación de los valores naturales y culturales del paraje de Las Potras.

Las visitas de Marcos Vaqueiro Rodríguez y Juan Ramón Vidal Romaní en el año 2014 y 2017 han servido para promocionar a nivel mundial las Cuevas de Las Potras, y en sus exploraciones se han realizado importantes descubrimientos que van a situar a Montehermoso entre los principales puntos de referencia en el mundo en cuevas graníticas y en los sitios arqueológicos de interés.

Marcos Vaqueiro Rodríguez es investigador asociado al Instituto Universitario "Isidro Parga Pondal", Universidad de A Coruña, presidente del Club Espeleolóxico A Trapa y miembro del comité científico de pseudokarst de la UIS (International Union of Speleology) y autor de la Tesis Doctoral CAVIDADES NATURALES EN ROCAS MAGMÁTICAS. LAS CUEVAS EN ROCAS PLUTÓNICAS y de numerosas publicaciones especializadas. En la actualidad es uno de los tres espeleólogos con más cuevas topografiadas a nivel mundial, junto a Reinaldo Costas Vázquez y Álf Siden, con total de 86 cuevas repartidas por todo el mundo.

Marcos Vaqueiro Rodríguez y Juan Ramón Vidal Romaní participaron en la XIII Reunión Nacional de Geomorfología, celebrada en Cáceres en el año 2014. Este otoño hay previsto un importante proyecto para explorar otras cavidades y realizar su topografía geomorfológica para conocer también cómo han evolucionado a lo largo del tiempo. En Montehermoso se impartirá una conferencia para hablar de las Cuevas de Las Potras, sus formas de erosión y los riesgos que hay en este tipo de cavidades subterráneas.

Para quien esté interesado en la publicación de la Tesis Doctoral de Marcos Vaqueiro Rodríguez, CAVIDADES NATURALES EN ROCAS MAGMÁTICAS. LAS CUEVAS EN ROCAS PLUTÓNICAS. Aquí os dejo el enlace en PDF. Podéis acceder a la versión digital de la Tesis en el siguiente enlace: http://hdl.handle.net/2183/19154

Tesis Doctoral de Marcos Vaqueiro Rodríguez. 
CAVIDADES NATURALES EN ROCAS MAGMÁTICAS. LAS CUEVAS EN ROCAS PLUTÓNICAS

Está colgada del RUC (repositorio digital Universidad de A Coruña) para su consulta y accesibilidad a nivel mundial.

En esta importante publicación le dedica una parte a las cuevas graníticas de Las Potras en Montehermoso entre los grandes sistemas de cavidades y sistemas graníticos estudiados en la Península Ibérica. La información relativa a las Cuevas de Las Potras la podéis ver en las páginas: (10, 18, 112, 113, 114, 115, 116, 120, 313, 352, 357, 365).

Si leéis el libro es interesante que hagáis hincapié en los riesgos que conllevan la visita a estos sistemas: derrumbes, avenidas e inundaciones, riesgos ambientales: contaminantes de origen biológico, accidentes causados por seres vivos: zoonosis, exposición a radiaciones naturales, exposición a contaminantes químicos.

También quiero agradecer y reconocer, el gran trabajo de Juan Ramón Vidal Romaní, Profesor Emérito, Doctor en Geología, Catedrático de Geodinámica Externa en la Universidade de A Coruña y director del Instituto Universitario de Xeoloxía Isidro Parga Pondal que ha obtenido el reconocimiento nacional e internacional a toda su trayectoria profesional. 

El Doctor en Geología y Catedrático en Geodinámica, Juan Ramon Vidal Romani. Profesor Emérito y Director del Instituto Universitario de Geología “Isidro Parga Pondal de la Universidad de A Coruña en las cuevas graníticas de Las Potras en Montehermoso. Un gran maestro y excelente persona del que hemos aprendido mucho desde su primera visita a Las Potras en el año 2014


Estos grandes expertos a nivel internacional participan en la actualización del atlas de cuevas graníticas a nivel mundial y en numerosas expediciones de exploración y topografía en proyectos internacionales.

Con ellos vengo colaborando desde el año 2013 y desde hace años sus investigaciones van encaminadas a estudiar las cuevas y los sistemas graníticos a nivel mundial, realizando modelos digitales y topográficos de este tipo de cavidades, actuando siempre de la forma más respetuosa con el patrimonio cultural y los valores naturales de las zonas estudiadas.

Por lo tanto, mi labor está centrada en la investigación, para seguir poniendo en valor este paraje natural y que pueda estar a la altura de otros grandes sistemas en granitos de la península para su inclusión en el Catálogo Mundial de Cuevas en Granitos, algo en lo que venimos trabajando desde hace años.
Una sociedad bien informada, que conozca la importancia del papel que juegan los ciudadanos en la conservación de nuestro patrimonio, implica la necesidad de establecer mecanismos de información, sensibilización, participación y cooperación de la población local, el público y los agentes sociales, destinados a promover la conservación y el uso sostenible de nuestros espacios naturales.

SINTESIS

Asociada a estas formaciones graníticas se encuentra una variada presencia de fauna y flora que alberga ciertas especies endémicas que habitan en este ecosistema. Hay que promover la conservación de la biodiversidad y sus recursos biológicos, así como de los hábitats de interés comunitario y principalmente de las especies que están catalogadas como amenazadas.

En actividades de educación ambiental, se han recogido multitud de basuras para evitar el daño a la flora y fauna subterránea, y para que no pudiera suponer peligro alguno para cualquier persona. Se ha llegado a recoger: cristales, vidrios, botellas, latas, bolsas, plásticos, papeles de aluminio, colillas, paraguas, cartuchos etc. Desde hace años vengo promoviendo actividades ligadas a la educación, la interpretación ambiental y la recreación en la naturaleza para concienciar sobre el cuidado y respeto al medio ambiente y lograr una mayor sensibilización, participación y colaboración de la población local en la conservación y el uso sostenible de nuestros espacios naturales.

Hay que defender y proteger este importante ecosistema, y fomentar la conservación de los recursos naturales y toda su riqueza geomorfológica, que tienen un alto valor ecológico. Hay que conservar el patrimonio histórico y salvaguardar los valores culturales, la riqueza etnográfica, arqueológica y paleontológica de este paraje.

Con ello podremos impedir la degradación de los recursos naturales y todos los valores culturales, evitando a la vez el expolio y destrucción de posibles restos y yacimientos arqueológicos y paleontológicos. Para ello se deberán establecer los criterios oportunos y adoptar las medidas de prevención encaminadas a evitar los riesgos, para así garantizar su adecuada conservación.

Es importante considerar en primer lugar las actividades de divulgación científica, y ambiental para conocer en más profundidad todos los valores que atesoran este tipo de paisajes y sus formaciones graníticas. Por eso promuevo la investigación para tener un mejor conocimiento científico de los recursos naturales y culturales del entorno. Esto debe ser tenido en cuenta, antes de iniciar cualquier proyecto de actividades de turismo de aventura.


Espacios Naturales y Áreas Protegidas en Montehermoso

Espacios Naturales y Áreas Protegidas en Montehermoso

Flora y Fauna de Montehermoso

Flora y Fauna de Montehermoso

Parque Periurbano de Conservación y Ocio “Dehesa Boyal de Montehermoso”

Parque Periurbano de Conservación y Ocio “Dehesa Boyal de Montehermoso”

Conjunto megalítico en Montehermoso

Conjunto megalítico en Montehermoso

Educación Ambiental

Educación Ambiental

Cuaderno de Campo

Cuaderno de Campo

Montehermoso Natural Sitio web en Facebook

GALERÍA DE ARTICULOS

BUSCADOR DE ARTICULOS

Creer en la Naturaleza

Creer en la Naturaleza
“El hombre es la especie más insensata: venera a un Dios invisible y masacra una Naturaleza visible, sin saber que esta Naturaleza que él masacra es ese Dios invisible que él venera” Hubert Reeves

Blogueros de Extremadura

El Tiempo en Montehermoso

Seguidores

Montehermoso Natural es un Blog dedicado a divulgar lo mejor del Patrimonio Natural de uno de los pueblos más singulares de Extremadura.

© Aviso importante: La gran mayoría de los contenidos y fotos de este blog pertenecen al autor. Queda prohibida la reproducción sin su permiso expreso. Se facilitarán de inmediato para Programas de Educación Ambiental siempre que se ponga su origen y procedencia. Para reproducir la publicación de las fotos y artículos de otros autores o colaboradores, debe pedirse permiso a cada autor. Si algún artículo o foto del blog tiene los derechos reservados, ruego se pongan en contacto, e inmediatamente se eliminarán.

BLOG CREADO EL 22 DE SEPTIEMBRE DE 2009.